Planta Argos en Florida, Estados Unidos.

Desempeño de los negocios

Cemento
De forma consolidada, los ingresos de Cementos Argos al cierre de 2016 alcanzaron 8,5 billones de pesos, un 7,7% más que en 2015. El Ebitda creció 8,7% al alcanzar los 1,7 billones de pesos, apalancado especialmente por el buen desempeño en Estados Unidos, el Caribe y Centroamérica.

En 2016, Cementos Argos se enfocó en la eficiencia como propulsora para la competitividad, fijando como objetivo ser el mejor operador en los mercados donde participa. Se busca la transformación productiva aprovechando eficientemente los activos, usando más combustibles alternos y fortaleciendo la propuesta de valor, además de capturar sinergias con otras empresas del Grupo Empresarial Argos.

Regional Estados Unidos

Los despachos de cemento crecieron 19% y llegaron a 4 millones de toneladas, impulsados por la demanda sólida en Georgia, Florida y las Carolinas, principalmente. El crecimiento en volumen de cemento en los estados donde opera Cementos Argos superó el promedio del país. Los despachos de concreto aumentaron un 3%, llegando a 7,6 millones de metros cúbicos, lo que consolida la empresa como líder en varios de los mercados donde participa.

La Regional Estados Unidos cerró con ingresos por 1.388 millones de dólares, 12% más que en 2015, y un Ebitda histórico de 181 millones de dólares, con un margen Ebitda que, por primera vez desde la crisis, alcanzó doble dígito al llegar a 13%.

Regional Colombia

Luego de más de una década de crecimiento continuo, la construcción presentó una desaceleración típica de un mercado cíclico altamente correlacionado con el desempeño de la economía, lo que disminuyó el consumo y los despachos de cemento. La infraestructura sigue en transición, y se vislumbran consumos relevantes entre 2017 y 2020. Para ello Cementos Argos cerró acuerdos de suministro con cerca del 70% de los proyectos de 4G que cuentan con cierre financiero.

De esta manera, los ingresos de la regional disminuyeron 13% en comparación con 2015. El Ebitda se situó en 668 mil millones de pesos, con un margen del 26%.

Regional Caribe y Centroamérica

La diversidad de esta regional aportó estabilidad y oportunidades de crecimiento con operaciones rentables, en las que se ha adaptado la oferta de valor según las necesidades de cada mercado. Los volúmenes permitieron ingresos de 551 millones de dólares, impulsados por el comportamiento positivo en Honduras, Panamá y la comercialización internacional. El Ebitda de la regional cerró en 207 millones de dólares.

Central Hidroeléctrica Alto Anchicayá, Valle del Cauca, Colombia.

Energía
De manera consolidada, los ingresos de Celsia pasaron de 3,7 billones de pesos en 2015 a 3,8 billones de pesos en 2016, con un incremento del 3%. Por su parte, los costos disminuyeron en un 6%, lo que impulsó el Ebitda consolidado a crecer en un 51%, superando el billón de pesos. La utilidad neta pasó de una pérdida de 51 mil millones de pesos a una utilidad de 171 mil millones de pesos en 2016.

El negocio de generación tuvo mejoras operacionales relevantes, recuperando su rentabilidad y avanzando en su estrategia de balance entre activos tradicionales de generación y nuevos negocios. Luego del fenómeno de “El Niño” se proyectaron acciones para reducir eventuales impactos futuros derivados de un nuevo fenómeno climático. Se participó activamente en la búsqueda de soluciones en regulación y en un esquema contractual más flexible. En cuanto a la operación del parque térmico de generación, registramos con satisfacción la entrada en operación de la planta de regasificación de Cartagena, que permite el suministro de gas a la Zona Franca Celsia en Barranquilla de manera estable e independiente del suministro local, uno de los factores que más incidió en la crisis del año 2015.

En Centroamérica las operaciones registran indicadores financieros y operativos positivos. En el 2016 la región aportó un Ebitda por 260 mil millones de pesos, con un crecimiento de 34%.

Consciente de los cambios tecnológicos, Celsia explora nuevos caminos de negocio y nuevas formas de generar energía, principalmente de fuentes solares y eólicas. Por ejemplo, en granjas solares se estudian proyectos identificados en distintas regiones de Colombia y Panamá para desarrollar 250 MW de potencia instalada, y se anunció la construcción de la primera granja solar de gran escala en Colombia, que con 9,9 MW de capacidad iniciará operaciones al final de 2017 en el Valle del Cauca.

Parque Eólico Guanacaste, Costa Rica.

Concesiones
Los ingresos consolidados de Odinsa pasan de 902 mil millones de pesos en 2015 a 1,5 billones de pesos en 2016. La utilidad neta y el Ebitda tienen variaciones positivas relevantes, pero no comparables en la misma base, por cuanto incluyen el reconocimiento de valoraciones de activos. Así, la utilidad neta de la participación controladora de Odinsa pasó de 133 mil millones de pesos a 670 mil millones en 2016.

La compañía se concentró en organizarse como plataforma de infraestructura enfocada y coherente, integrada a la cultura y valores del Grupo Empresarial Argos, preparada para desarrollar su estrategia competitiva a futuro en la región.

Durante 2016 se dio una depuración profunda del portafolio de Odinsa, orientada a consolidar su exposición en los negocios de concesiones viales y aeroportuarias. En la cuidadosa depuración de activos, mediante venta, adquisición y permutas de participaciones, se pasó de una estructura con 13 proyectos con participación minoritaria a construir una plataforma constituida por tres concesiones viales en operación (Autopistas del Café, y las Autopistas del Nordeste y Bulevar Turístico en República Dominicana), dos proyectos en construcción (Pacífico 2 y Malla Vial del Meta en Colombia) y dos grandes activos aeroportuarios (Bogotá y Quito). Odinsa continúa su plan de desinversión de otros activos no estratégicos, entre los que resaltamos la venta en 2016 de una participación minoritaria en la Sociedad Portuaria de Santa Marta.

En cuanto a las concesiones viales se destaca, entre otras, el incremento al 79% de la participación en la Concesión La Pintada, sociedad concesionaria del proyecto Pacífico 2 (Bolombolo-La Pintada-Primavera), que alcanzó su cierre financiero e inicio de construcción. En el ámbito internacional, Odinsa aumentó la participación en las sociedades Autopistas del Nordeste (ADN) y Bulevar Turístico del Atlántico (BTA), localizadas ambas en República Dominicana, pasando del 42,5% al 67,5%.

Aeropuerto El Dorado, Bogotá, Colombia.

Puertos
El 2016 para Compas fue un año de consolidación de alianzas con la edificación de su plataforma de crecimiento a futuro. Cobra relevancia la construcción del puerto de Aguadulce en Buenaventura, que con una inversión de más de 120 millones de dólares, se constituye en la más moderna terminal portuaria de gran calado sobre el Pacífico.

Así, Compas afianza su presencia en los dos océanos de Colombia. Igualmente, se logró un acuerdo con APM Terminals, compañía filial del Grupo Maersk y mundialmente reconocida en la industria portuaria, para constituir CCTO (Cartagena Container Terminal Operator) y operar la terminal en Cartagena. En conjunto con APM se trabajó en el inicio de este proyecto para aumentar tres veces la capacidad actual del puerto, especializándose en carga general y contenedores. Es satisfactorio reportar que el proyecto avanza sin contratiempos.

En el total de carga manejado en el año se observó una disminución del 9%, alcanzando 4,3 millones de toneladas. Contablemente, la no consolidación de CCTO hace que los resultados de crecimiento de ingresos y Ebitda no sean comparables entre los dos periodos, ya que su resultado entra a Compas por método de participación y no por consolidación. Por esto, al cierre de 2016, los ingresos consolidados ascendieron a 125 mil millones de pesos, con una disminución del 22% respecto al 2015. Eliminando el efecto de CCTO, los ingresos de Compas habrían crecido un 8%. Asimismo, el Ebitda acumulado fue de 47 mil millones de pesos, con un margen del 38%.

Puerto Aguadulce, Compas, Buenaventura, Colombia.

Inmobiliario
Durante el año se escrituraron 1,8 millones de metros cuadrados por 217 mil millones de pesos. Resaltamos que el negocio de desarrollo urbano reconoce ingresos una vez ocurren las escrituraciones, mientras que el flujo de caja se da de acuerdo con las condiciones de pago específicas de cada negocio.

Entre las transacciones relevantes está el proyecto Alameda del Río con Amarilo y Constructora Bolívar por 108 mil millones de pesos, para desarrollar 183 hectáreas en Barranquilla. Adicionalmente, se iniciaron los trámites urbanísticos del proyecto Riomar con 249 hectáreas en esa misma ciudad, sobre las cuales se desarrollarán usos mixtos y una red de parques en aproximadamente un 25% del área neta urbanizable. En Barú, el proyecto Cala Blanca de 66 hectáreas obtuvo licencia de parcelación y autorización ambiental.

En renta inmobiliaria, Pactia reportó ingresos por 179 mil millones de pesos y un Ebitda de 100 mil millones de pesos, para un resultado neto de 93 mil millones de pesos. Estas cifras no son comparables, ya que el 2016 fue el primer año completo de la operación de Pactia como entidad independiente.

Urbanismo con espacios públicos en el norte de Barranquilla, Colombia.